Estancia de La Mantilla
Estancia de La Mantilla
Estancia de La Mantilla
MEJOR PRECIO
Fecha de viaje
Llegada
Salida
[{"Adults":"2","Childs":"2"},{"Adults":"1","Childs":"3"},{"Adults":"4","Childs":"0"},{"Adults":"3","Childs":"1"}]
Individual
Doble
Familiar
Multiple
Habitación Individual
Habitación Doble
Otras opciones
Habitación 1
Adultos
Menores
Edad de los Menores
Seleccione edad para los niños por favor
El minimo de noches debe ser mayor o igual a 0
La Mantilla
La Mantilla Hotel Bed and Breakfast

Inmerso en una casa colonial del siglo XVIII, La Mantilla es un hotel Bed & Breakfast en el que usted podrá disfrutar de toda la calidez y el confort de una ciudad mediterránea en el Caribe.

Ubicado a pocos metros de la Plaza de Santo Domingo y en pleno Centro Histórico Amurallado de Cartagena de Indias, La Mantilla le brinda una excelente alternativa para disfrutar su estadía en la ciudad.

El hotel cuenta con ocho habitaciones, cada una ha sido diseñada para brindarle una experiencia única, dos piscinas exclusivas y terrazas desde las cuales podrá disfrutar de maravillosas panorámicas sobre el centro histórico, sus catedrales, las cúpulas y el Cerro de La Popa.

En las mañanas vivirá la exquisitez de un desayuno con lo mejor de la gastronomía caribeña.En la Mantilla bed & breakfast disfrutará de un servicio personalizado que lo hará sentir en casa.



Calle de la Mantilla

Cuenta la leyenda que el nombre de la calle cambió luego de que Don Juan Pérez de Guzmán, quien fuera nombrado Gobernador de Cartagena en 1658 se enamorara de la hija de Don Baltasar de Soriano, alto empleado de la Real Hacienda quien vivía en una de las casas de esta calle.

Pérez de Guzmán pidió en matrimonio a la muchacha pero la boda no se llevó a cabo. Un día, sin avisar a la familia, se marcho en un galeón a Puerto Rico, donde había sido nombrado gobernador.

Cuando María de Encarnación, la hija de Don Baltasar, se enteró de la partida de su prometido, estaba embarazada y deshonrada. Apenada entonces tomó la mantilla de seda que se ponía para ir a misa y se estranguló. Desde entonces la calle se denominó "Calle de la Mantilla".

Sin embargo, según el historiador Juan Porto del Portillo, en un principio a esta calle se le dio el nombre de "Calle de Nuestra Señora de la Bendición de Dios". Su nombre actual se debe a la admiración y al tributo por el General Venezolano Mariano Montilla, quien también habitó en esa calle.

El general Montilla formó parte en la defensa de Cartagena durante el sitio de 1815, y fue uno de los que emigraron a Haití. Sitió a la ciudad en 1820, y el 10 de octubre de 1821, entró triunfante, después de un cerco de dieciséis meses. Montilla también se desempeñó como gobernador en tres oportunidades.

...

...